10/12/09

TRES

Está húmedo y algo zumba en el aire.
Levanto la mirada de la hoja y pasando
por las baldozas de la terraza, la pared
amarilla gastada, helechos colgando
del cantero con frutos rojos, la medianera
también amarilla, un pedazo de reboque
saltado, la antena de televisión
de aire, con sólo un fierrito de los seis
que originalmente tenía, vibra
sin razón aparente.
Un mosquito amaga
con posarse sobre mi dedo gordo
pero lo auyento sacudoiendo el pie; la nube
atrás del edificio en construcción
de la vereda de enfrente crece
muy rápido y hacia Juan B. Justo
se hace cada vez más oscura.
Una paloma aterriza sobre la antena,
mira para los costados y se desprende,
con un ruido metálico, hacia la calle.

1 comentario:

"uno" dijo...

el otoño ha matado a varios ya.